Seres dañados sujetos al mal,
mutilaron a quien quiso amar,
cambiar, renovar o tan solo reir.

Con falsas historias, quisieron callar
las almas que en la inmensidad del mar
ahogaron el grito que desvaneció su vivir.

Rompe tus horas pensando, antes que los viejos reyes
entonen un falso himno de amor,
y su resplandor queme almas inocentes.

Sé un ejemplo de tu pensar.
Brinda tu tiempo a quienes vendrán
pues alta es la torre a destruir.
Y con la base de dar y querer
será mas facil comprender,
la forma de zafar del fin.

Rompe tus horas pensando, antes que los viejos reyes
entonen un falso himno de amor,
y su resplandor queme almas inocentes.

No meditamos la eternidad
pues la ocultan nuestros sueños
Quienes quemaron la identidad
de nuestras almas, con su fuego.

Rompe tus horas pensando, antes que los viejos reyes
entonen un falso himno de amor,
y su resplandor queme almas inocentes.