Tu sembrado temor
conduce al desvío.
Veo en tus manos,
la guerra y su rumor.
El tropiezo llegó,
cerca está el día.
Ya se respira,
la falta de amor.

La razón,
aguarda tu caída
Tu ocultar,
te viene a condenar.
Descubrí la farsa
de tu engaño,
se muy bien
que aún hay mucho mas.

Podra el hombre amar,
cuando no existas.
Tendrá libre la mente.
Lo exterior morirá
con la injusticia,
que salió de tu vientre.