Suscitando signos,
anuncian que han de venir
las huestes del cielo,
de los tiempos es el fin.

Guárdate limpio de engaños,
no quemes tu ser.
Temes el pasado perder,
y no el espíritu del Señor.

Un trágico siglo
quema conciencias aquí,
en tierra de ciegos
que no saben elegir.

Cierra tus ojos a la evasión,
aléjala de ti.
Aunque simule en ayuda venir,
todo culmina en una ilusión.

Un gran sacrificio
en la cruz hizo por mí,
la sangre del Cristo
mi aflicción vino a cubrir.

Cierra tus ojos a la evasión,
aléjala de ti.
Aunque simule en ayuda venir,
todo culmina en una ilusión.